TRADUCTOR

lunes, 30 de noviembre de 2015

EL PARQUE ZHANGYE DANXIA. Un paisaje multicolor.


Hay paisajes que parecen haber sido manipulados por algún artista, pero no son más que el resultado de la paciente labor de la naturaleza a través del tiempo. Por ejemplo, en la República Popular China hay un parque nacional geológico que se encuentra cerca de la ciudad de Zhangye, en la Provincia de Gansu, en él se puede observar hermosas montañas de colores.
Los colores que puedes observar en estas montañas son 100 por ciento natural y son tan grandes que se pueden apreciar desde muy lejos. Se trata de formaciones de piedras rocosas con diferentes tonalidades rojizas, conocidas como danxia, que significa “nube rosa”. El paisaje se caracteriza por ser muy escarpado, con acantilados espectaculares, barrancos, valles, cascadas y otras múltiples formaciones geológicas.
Con el paso del tiempo, las piedras areniscas con tonalidades rojizas y otros minerales se erosionaron hasta convertirse en montañas de centenares de metros de altura. Después de 24 millones de años, estos depósitos de areniscas crearon en las montañas diferentes tonalidades.
Gracias al viento, a la lluvia y al tiempo, estas tonalidades forman inusuales figuras como torres o columnas. Los colores que se pueden apreciar son suaves y nítidos, y van desde el verde, amarillo, azul, gris, naranja y rojo.






Parque geológico nacional Zhangye Danxia
En sus inicios, esta zona de 250 kilómetros cuadrados era un parque provincial y de zona turística, pero se convirtió oficialmente en un parque geológico nacional en 2011. Todo se inició gracias a la votación en el año 2005, por un jurado de periodistas de los 34 principales medios de comunicación de China, donde consideraron esta zona como una de las más bellas del relieve Danxia.
En el año 2009, la revista china Geografía nacional china eligió Zhangye Danxia como una de las “seis más bellas formaciones del relieve” en China. Desde entonces se decidió convertir este parque en una zona exclusivamente turística. Se construyeron pasarelas de madera y vías de acceso para ayudar a los visitantes a explorar las formaciones rocosas.
En el año 2014 se invirtió 100 millones de yuanes para mejorar las instalaciones del paraje de Bonggou. Todo el día hay autobuses que recorren el interior del recinto. Su uso es obligatorio y se detienen en tres miradores donde se puede disfrutar del paisaje todo el tiempo que se desee. 
Estas montañas de colores han sido muy estudiadas por los geólogos que deseen comprender los movimientos y la dinámica de la Tierra a lo largo de las diferentes eras geológicas. Por su valor excepcional tanto desde el punto de vista científico como estético, este extraordinario paisaje ha sido considerado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde el año 2010.